Carolina Reaper. El Segador

5 (100%) 4 vote[s]

Hay momentos en la vida que perduran para siempre en nuestra memoria. Ya sean placenteros o dolorosos. Sin duda la primera vez que decides comer un Carolina Reaper, crudo o salteado, es uno de esos momentos.

Seamos claros. Nadie en su sano juicio debería comer este chile. Avisados estáis.

 

Un chile Insano

Por suerte o por desgracia, los que seguimos la senda del picante estamos dispuestos al sacrificio. Incluso, disfrutamos con ello. Con un poco de sufrimiento, para qué negarlo. Pero con deleite.

No vamos a enumerar la razones por las que comer un Carolina Reaper es buena idea, básicamente porque no las hay. Estamos en terreno masoquista. Y debemos buscar las respuestas quizás en otras empresas de la humanidad. Como la respuesta que dio Mallory cuando le preguntaron por qué escalar el Himalaya:

“Porque está ahí”

No sabemos la cara que debió poner la persona que le hizo la pregunta pero asumimos que debió ser memorable. Nunca lo sabremos. En todo caso compartimos con Mallory la filosofía, sea la que sea, de asumir cotas insanas desde la osadía no exenta de un grado alto de estupidez.

Carolina Reaper el chile más picante del mundo o no!!

Desde el 2013 el Carolina Reaper ostenta el título de chile más picante del mundo según el libro récords de los Guinness con 2.200.000 unidades SHU. Una salvajada. (Aquí puedes ver qué son las unidades SHU) Lo que equivaldría a concentrar el picante de unos 900 Jalapeños.

¿Esto no te impresiona? El Jalapeño no impresiona ¿Verdad?

Los aerosoles de pimienta utilizados como arma de autodefensa contienen sustancias análogas a la capsicina y la cantidad de SHU que contienen se mueve entre los 2.000.000 y los 5.000.000.

¿Mejora la perspectiva?

Entonces, es el Carolina Reaper el chile más picante del mundo…¿o no?

Oficialmente sigue siendo el chile más picante del mundo. En 2017 apareció un chile denominado Aliento de Dragón. Se auto proclamó como el más picante del mundo asegurando que había llegado a los 2,48 millones de SHU pero no se ha comprobado oficialmente entre otras cosas porque no era un chile para comercializarse. Así que no podemos saber si realmente alcanza el nivel que dijeron sus creadores.

¿Entonces sigue siendo el número 1?

Bueno, su reinado esta llegando a su fin. El Pepper X creado por el mismo tipo que el Carolina Reaper parece que alcanza y supera los 3.000.000 de SHU. Teniendo en cuenta quien es el creador, nadie duda de qué ese nivel será certificado por el libro récords de los Guinness.

También te puede interesar...  7 Pot Douglah o Chocolate 7 Pot

Eso sí, va a tener que trabajarse el nombre. Con el Segador de Carolina lo rompió!

el segador de carolina

Cuánto pica el Segador de Carolina

Todo esto está muy bien, que si dos millones que si uno que si tres millones de SHU en la escala Scoville. Pero, qué se siente.

Lo primero que hay que conseguir, cuando se está delante de un Carolina Reaper, es ahogar tu instinto de supervivencia. Esa vocecilla que te dice que probablemente no es una buena idea.

No será por falta de indicios. Te vas percatando de algunas evidencias. Como que los animales domésticos  se alejan desconcertados ante este simpático chile. Animalicos!

Pero a fin de cuentas somos la especie dominante en el planeta por cosas como está. Nuestra ignorancia nos hace osados. 

Osadía de la que te arrepientes aproximadamente a los cinco segundos de haber comenzado a masticar al Segador. Tiempo en el que comienzas a notar sus primeras oleadas…Pero ni mucho menos las últimas!

Hay algo místico en que la boca se anestesie y un hormigueo electrizante de sensibilidad suba en oleadas desde la mandíbula al oido. Uno llega a pensar que Dios le estuviera susurrando…Y el mensaje llega alto y claro:

Eres Idiota!! 

 

Pero ya es tarde para pararse a reflexionar sobre cuestiones filosóficas.

Tu cerebro esta muy ocupado gestionando todas la señales de alarma que le llegan.  Tu lengua arde como si la hubiesen puesto en una barbacoa.

Tus mejillas sudan. Tus nariz moquea. Tu manos se humedecen.

Algunos lloran. De felicidad sin duda.

La única respuesta que da tu cerebro, además de encender todas las alarmas, es aspirar aire como si eso fue a extinguir el fuego de tu boca. Pero nada funciona.

También te puede interesar...  Chile Datil

Después llega el hipo. Como si tu estomago quisiera expulsar a ese invitado indeseado.

Comienzas a experimentar lo que sólo puede considerarse como una epifania.

Un viaje interior que es difícil de medir. El tiempo se dilata, no eres consciente de si la experiencia dura unos segundos, unos poco minutos… Puede que para algunos sea una larga agonía. Pero al final del viaje alcanzas algo que solo unos pocos elegidos pueden sobrellevar.

Quizás no vuelvas a repetir nunca más. Quizás necesites terapia por el estrés postraumático. O que te reconstruyan el paladar, puede que nunca más vuelvas a sentir los sabores o que tus receptores se hayan fundido… Pero habrás llegado a donde solo los elegidos pueden llegar.

Habrás alcanzado la última frontera. Te sentirás como un pionero…

Aunque ya vislumbramos la nueva frontera. Se acerca. Los más de 3.000.000 de SHU del Pepper X son la próxima cima. No para todos. Las bajas habrán sido cuantiosas. No muchos continuarán la senda. Pero así es la gloria. Mayor cuanto más exigente es el camino.

 

Mención aparte merece el hecho de saltear un Carolina Reaper en una sartén. Avisamos de los riesgos de esta acción. La nube tóxica que emergerá puede provocar que se presenten en tu casa personal de emergencias en fugas tóxicas.

Así que recuerda, si hay más personas en el edificio y no hay forma de sellar la cocina, es posible que haya complicaciones. Las reuniones de vecinos no volverán a ser lo mismo. 

 

 

Vamos con el enésimo mensaje de prudencia y sensatez.

Si no eres un experto catador de picante es un error, uno grandioso, lanzarse con el Carolina Reaper. No te vas a morir ni tu salud peligra, aunque puede que sientas eso durante un tiempo angustioso…

Si a pesar de las advertencias tienes menos sensatez que las dos que aparecen en el video, recuerda que tendrás ideas que podríamos catalogar como estériles.

Como beber agua. O comer pan. La primera no sirve de nada, con ningún picante, la segunda es útil en general con chiles normales. Pero claro, el Segador puede ser muchas cosas pero no lo podemos catalogar como normal.

También te puede interesar...  Trinidad Scorpion Butch T

Dónde Comprar Carolina Reaper

Por todo lo comentado, podrás imaginar que este no es el ají más consumido del mundo. El número de consumidores habituales de este chile es menor que el número de fans de Chimo Bayo. Y puede que mueran igual de rápido. Por lo que no es fácil encontrar este chile. Si vives en alguna gran ciudad es posible encontrarlo, tendrás que buscarlo. Es un tesoro. La forma más habitual de encontrar el carolina reaper es en polvo. Cuidado con aspirarlo!!

También se vende en pasta, en salsa y desecado. Sin duda la forma más difícil de encontrarlo es fresco.

Internet es la mejor manera de comprar este hijo de satán pimiento. Si tienes paciencia y te gusta, una gran opción es comprar semillas y plantarlas.

Una Pequeña Guía para Sobrevivir al Carolina Reaper

El primer consejo de esta guía de supervivencia es obvio. No lo comas, no inhales los vapores de un Carolina cocinado, no te acerques!!!

Bueno, supongamos que sigues adelante. Cual Lemming. Tu no lo ves, pero tienes un contador encima de tu cabeza. 

  1. No cocines el Carolina Reaper.
  2. Si lo cocinas procura aislar la cocina y evacuar al personal.
  3. Una mascara de gas es del todo exagerado…hasta que comiences a toser. Entonces ya no parece tan exagerado.
  4. Mezcla el Carolina Reaper con comida. Tomarlo a palo seco es…
  5. Recuerda que si manipulas el chile con las manos deberás lavarlas con jabón lagarto por lo menos.
  6. Si el Segador llega a entrar en contacto con cualquier mucosa, digamos ojos, una herida abierta, o zonas menos nobles…ejem. Aprenderás a jurar en arameo.
  7. Es buena idea tener leche o yogur a mano. Por si la cosa se pone tremenda. No te servirá de gran cosa. Pero por lo menos no te beberás lo primero que tengas a mano.

Recuerda que aunque lo parezca, no te vas a morir. 

Si eres un espectador, se compasivo. Esa persona está sufriendo. Puede parecer divertido, y probablemente lo es, pero no deja de ser un ser humano padeciendo. Grabalo para hacer participe de su sufrimiento al mundo.